miércoles, 2 de marzo de 2016

Estrategias que surgen de la inteligencia emocional

Por Ivan Hershberger, tomado del libro Junto a aguas de reposo.
 
Por lo general, en un conflicto o en un concurso, la parte derrotada no celebra nada. Ellos han sido vencidos y con la pérdida vienen la amargura y los celos. Pero no siempre debe ser así.
 
Un granjero estaba preocupado por los perros de sus vecinos, los cuales estaban matando a sus ovejas. Por lo general, los pastores responden a este problema con demandas judiciales, con cercas de alambre de púas o incluso con escopeta.
 
Pero este hombre tuvo una mejor idea. A cada niñito vecino, él le dio un corderito o dos como mascotas. A su debido tiempo, todos sus vecinos tenían sus propios pequeños rebaños y comenzaron a amarrar a sus perros. Eso detuvo la matanza de las ovejas por parte de los perros vecinos.
 
Este hombre resulto ser más que vencedor. Él no tuvo ningún sentimiento de derrota, amargura o enojo.  Es importante que busquemos la mejor alternativa para responder a las confrontaciones que nos sobrevienen, debido a la desconsideración de la gente o simplemente porque no les importa el disgusto que puedan causarle a otra persona. 
 
Tenemos las armas que necesitamos para ser más que vencedores… Usémoslas de tal manera que la otra persona también se sienta bien en cuanto al asunto en discordia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario