viernes, 1 de diciembre de 2017

Exitosa participación de la familia ASOBEL en el pasado simulacro

                                       
Puntos  de encuentro para tener en cuenta:
Alameda de la calle 24 A  entre carrera 51 y 60.
Alameda de la calle 22 B entre la carrera 52 y la 60.
Plazoleta del obelisco.
El separador de la carrera 60 entre la calle 26 y la Av. Ferrocarril.
La clave es saber dónde me puedo ubicar sin invadir el espacio del otro y sin hacernos daño.

Por: Redacción ASOBEL


Con la oportuna orientación del Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático –IDIGER, ASOBEL trabajó de manera articulada con la zona empresarial para unirse al simulacro de evacuación organizado por la Alcaldía Mayor de Bogotá, el pasado 25 de octubre, donde el compromiso de los administradores y el comité de ayuda, fue determinante para el éxito de la jornada.
Aunque falta más participación, el pasado simulacro fue superior al de años anteriores si se tiene en cuenta que en el sector residencial evacuaron aproximadamente 700 personas y en el empresarial cerca de 9000.

Los Campamentos de gestión de riesgo: grande experiencia para los más pequeños del sector

Como una actividad previa, ASOBEL organiza todos los años con los niños del sector, un Campamento de Gestión del Riesgo, donde se acampa, se desarrolla un simulacro y se realizan actividades lúdicas de 5 p.m. a 1 a.m. para aprender a actuar en caso de emergencia.
Los niños son felices, Defensa Civil trae sogas especiales y arnés para enseñarles a hacer nudos y cómo deben bajar en caso de que no haya escaleras ni ascensor.
La Cruz Roja les enseña a inmovilizar una persona o cómo hacer un pañal. Ellos traen frazadas y elementos especiales, pero también enseñan con objetos cotidianos.
Los Bomberos son el boom de la actividad, cuando llega la máquina se multiplica la gente, porque todo el mundo quiere subir y tomarse una foto.
También viene Secretaría Distrital de Ambiente, el IDIGER, la Secretaría de Integración Social, entre otras entidades.
Los campamentos resultaron ser una excelente experiencia, tanto, que el distrito lo está replicando en otros sectores.
“Ese es el punto de partida que nos permite ayudar a montar el plan de emergencias de la copropiedad y familiar, a revisar la señalización del conjunto de noche, a reconocer los obstáculos en un ambiente sin luz y luego proceden a crear los mapas de evacuación. Los niños se empoderan del tema y el día del simulacro son ellos quienes exigen, a los administradores de sus conjuntos, lo aprendido en el campamento” explicó Sandra Muñoz Arévalo, Gerente de ASOBEL.

En Punta del Este, la comunicación fue la clave del éxito

De acuerdo con Johana Rodríguez, administradora del conjunto residencial Punta del Este, la expectativa de participación en el simulacro era de 40 personas y así quedó registrado en la inscripción ante el IDIGER, “teniendo en cuenta que era un día entre semana y a una hora en que los residentes se encuentran laborando o estudiando”.
Sin embargo, mediante el comunicado que se entregó a cada una de las familias residentes, donde se daba a conocer los temas abordados en la reunión previa al evento, relacionada con el plan de emergencia y los parámetros a usarse el día del simulacro como el punto de encuentro, el desplazamiento por donde se iba a hacer la evacuación, el reconocimiento de la alarma, entre otros; se logró que evacuaran 101 personas, convirtiéndose en el conjunto residencial que tuvo más participación y destacándose como el grupo más nutrido entre los conjuntos del sector, ejemplo de liderazgo y organización.
“Logramos entender la importancia de participar en estos eventos y tener en cuenta detalles como atender a las personas en condición de discapacidad, el llevar consigo las llaves, los documentos, salvaguardar las mascotas y tener las brigadas conformadas. También nos sirvió  para reconocer la necesidad de mejorar las relaciones sociales entre vecinos”, advirtió la administradora.

Ante un evento de emergencia, es importante salvaguardar la vida propia y mantener la calma, luego mirar la posibilidad de ayudar a los demás. Alterarse hace que la situación sea más riesgosa”: Cindy Johana Rodríguez, administradora conjunto residencial Punta del Este.

En Coral, el personal de apoyo gran aliado estratégico

En el conjunto residencial Coral, los guardas, las señoras de servicios generales y de apoyo doméstico, el Consejo de Administración y el Comité de Convivencia  recibieron una intensa capacitación una semana antes del evento.
El lunes previo repasaron lo aprendido en la capacitación y las indicaciones específicas para el día del simulacro, como la señal de evacuación, el uso de las escaleras, el desplazamiento por la derecha y en fila, el punto de encuentro en la zona verde y el kit de supervivencia con pito, linterna y agua.
La empresa de vigilancia aportó los chalecos reflectivos y cada vigilante coordinó una torre para la evacuación.
El día del simulacro, “En el punto de encuentro, luego del conteo hubo una sensibilización donde recordamos lo visto en la capacitación y reiteramos la importancia del kit de supervivencia, que nos permitirá sobrevivir por lo menos un día mientras seamos rescatados”, explicó Magda Hidalgo, Administradora del conjunto que concentra 136 apartamentos y cerca de 500 residentes.
Para la Administradora, la capacitación con los empleados es estratégica, dado que son ellos quienes están permanentemente dentro de la agrupación residencial.
En Coral, este año la participación incrementó a 63 personas evacuadas y 8 mascotas caninas, pues en años anteriores solo salían 10 personas en promedio.

“Las familias deben coordinar un plan de emergencia interno en el que sean tenidos en cuenta los riesgos de su apartamento y se defina un punto de encuentro. Lo importante es tener conciencia de las acciones a tomar en ese momento”: Magda Hidalgo, administradora del conjunto residencial Coral.
¿Cómo se organiza el sector empresarial?

Guillermo Vargas Malaver, Jefe de Seguridad de Argos y Jefe de brigada, nos reveló que luego de la reunión con el  IDIGER y el comité zonal de emergencias (que integra la seguridad del Centro Comercial Gran Estación, del sector empresarial y del sector hotelero) internamente, cada entidad realizó la socialización en sus oficinas.
“Cada edificio cuenta con un Comando Operativo de Emergencia –COE, encabezado por la administración y las diferentes compañías que lo integran y una brigada logística por oficina, con un coordinador y dos brigadistas encargados de la evacuación, y de socializar los puntos seguros del edificio”, indicó Vargas, quien también explicó que tdos los edificios el sector están diseñados con normas de sismo resistencia, “poseen diagonales que permiten que el edificio quede estable durante un movimiento telúrico y evitan que se caiga o se mueva más de la dilatación normal”.
Dentro de las recomendaciones dadas por el experto están, el Identificar los puntos seguros del edificio como estructuras, bigas o columnas y reconocer las señales y los brigadistas.
Cada compañía tiene lineamientos propios en su plan de emergencias de manejo interno, pero una vez sale del edificio, debe vincularse al plan de manejo del edificio. También aplica ante un episodio de incendio, terrorismo o terremoto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario