lunes, 11 de junio de 2018

Vacaciones de verano

¿Cómo vivir las vacaciones en casa y no morir en el intento?

Llegan las vacaciones y con ellas, la tendencia de permitirle a los niños que se vayan a la cama a elevadas horas de la noche, que se despierten y se levanten tarde por las mañanas, que se queden viendo la televisión por más tiempo, que permanezcan todo el día en pijama y así un sinfín de cositas más. 
Sin colegio y sin sus respectivas actividades extraescolares, los niños estarán más en casa. Aunque parezca que las vacaciones no son como tal sin un viaje, no es así. Se puede pasar unas buenas vacaciones con los niños sin tener que salir de casa. Las vacaciones en casa deben ser vistas de forma positiva, tener a los niños en casa representa algo más de trabajo, pero también es divertido tener todo el tiempo para estar con ellos, conocerlos más, aprender con ellos. Algo que seguro recordarán con mucho cariño.
¿Qué hacer con los niños en vacaciones?

Muchas familias, principalmente por motivos económicos, prefieren 'sacrificar' las vacaciones y optar por viajar en otras épocas en las que tanto los pasajes de avión y los hoteles, son más baratos. 
Existe un montón de actividades que pueden disfrutar juntos, como por ejemplo:
1. Hacer una agenda para las vacaciones. Días para ir a la piscina, para ir al cine, para pintar, hacer manualidades, hacer jardinería, para cocinar o ir a visitar a algún amigo o familiar.
2. Hacer un menú divertido para las comidas en familia. Ya que están todos juntos, que cada uno elija un menú en el que todos (o casi todos) puedan involucrarse.
3. Dividir las tareas durante la semana: por la mañana deberes escolares (si el niño lo tiene), y por la tarde, actividades caseras.
4. Importante: si los niños están de vacaciones, sus padres también lo están. Así que las tareas del hogar deben ser compartidas entre todos. Definir las tareas para cada uno.
5. Reservar los fines de semana para un paseo fuera de casa, para un picnic en el campo, un paseo en bicicleta, ver o jugar a un partido de fútbol, un encuentro con otras familias, etc. 
6. Jugar a simular situaciones en las que a los niños les gustaría estar. Por ejemplo, jugar a estar en un avión, o en un tren, incluso en una alfombra mágica. Los niños tienen una imaginación privilegiada y seguro que montarán muchísimas historias.
7. Propongan a los niños que tengan el día de 'todo es permitido'. En este día, no se hace nada en casa, no se hace las camas, no se hace desayuno, comida ni cena. Un día de libertad para todos.
8. ¿Y qué tal un campamento en la habitación o la sala?
En cada uno de los casos, los padres y cuidadores deben tener paciencia y entender que los niños deben disfrutar su merecido descanso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario