sábado, 10 de marzo de 2018

Reconocimiento a las guerreras de nuestra familia y nuestra sociedad

En esta edición invitamos a dos mujeres representativas del sector y a través de ellas rendimos homenaje a las activistas que trabajan sin descanso desde diferentes escenarios, procurando una mejor convivencia, defendiendo el desarrollo integral de la zona y animando a otras mujeres para que se desarrollen plenamente.
“Nosotras cumplimos con el deber de cuidar a nuestros hijos y hoy debemos dedicar tiempo para nosotras, darnos la oportunidad de aprender nuevos conocimientos”: Nubia Elizabeth Soler Abella. Actualmente es profesora de tejido con los dedos y recibe clases de guitarra.
Nubia Elizabeth Soler Abella, es una de las mujeres que ha visto crecer su vida con el servicio social. A sus 59 años y más de 16 viviendo en el sector, ha detectado que a los ciudadanos de estrato 4 el Estado los tiene en el abandono con la falsa creencia de que “no tienen necesidades”, pero como ella dice las necesidades van más allá de las carencias materiales. “En mi conjunto hay personas mayores que viven solas y necesitan una mano ayuda que los acompañe, los saque a pasear, les recuerde las medicinas y les escuche sus historias”. Por eso, está organizando con la parroquia un equipo de trabajo para asistir a esas personas mediante la pastoral de salud y cada primer domingo de mes apoya la Pastoral Social del Pan Compartido, donde se reciben ropa, medicamentos y mercados para entregarlos a quienes los necesitan.
También se congrega semanalmente con casi 30 personas del sector en el grupo Estación de Vida, donde ha participado en olimpiadas a nivel local y distrital, ejercita su cuerpo y su mente, además de compartir inolvidables tertulias que le nutren el alma. Desde su rol, invita a todas las mujeres de ASOBEL y sectores aledaños a dedicar tiempo para sí mismas, para que las obligaciones diarias con los hijos, esposos, nietos o mascotas no les coarten la oportunidad de aprender nuevas experiencias y procurar su felicidad. 

“El 8 de marzo se conmemoran los grandes valores que las mujeres debemos matizar, porque en nosotras está todo. Si logramos dominar la crítica, la envidia y la disociación, cultivando valores como el amor, la comprensión, la generosidad, la sinceridad, y la aceptación, haremos mucho bien a la humanidad”: María Helena Gutiérrez, lideresa de ASOBEL.
Entre tanto, María Helena Gutiérrez a sus 75 años reconoce la importancia de la convivencia y del papel de las mujeres en ella. “No podemos andar indiferentes porque el ser humano es biopsicosocial donde priman aspectos biológicos, psicológicos y sociales. Debemos tener alto sentido de la responsabilidad con nosotras mismas y con nuestra comunidad”. Ha liderado procesos en ASOBEL desde la vicepresidencia de Bienestar y actualmente es Vocal en el Consejo de Administración de su copropiedad, al tiempo que lidera el grupo Estación de vida. 
De acuerdo con sus palabras, su vida se asemeja a los misterios del Santo Rosario: vivió los gozosos en su infancia y adolescencia en la época escolar; en su vida matrimonial los dolorosos no se hicieron esperar cuando llegaron las dificultades del hogar; luego disfrutó los gloriosos con cada triunfo de sus tres hijos y ahora, vive los misterios luminosos en un constante proceso de aprendizaje que le permite destacarse como verdadera líder de nuestra comunidad. Todos los miércoles coordina un círculo de estudio con el que estudia el comportamiento y el manejo de la mente. Desde su experiencia de vida advierte que la mujer debe procurar carreras profesionales que le permitan estar bien centrada en la formación y la educación de sus hijos y lamenta que hoy los hijos se dejen en las manos de los abuelos o las empleadas, que no los forman igual. 
Escuchar hablar a María Helena y a Nubia Elizabeth, deja evidencia de que las mujeres logramos todo lo que nos proponemos y que somos inalcanzables cuando queremos llegar lejos.

Historia del Día Internacional de la Mujer

El Día Internacional de la Mujer, conmemora la lucha de las mujeres por su participación en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona. Se celebra cada 8 de marzo, en honor a la huelga de las trabajadoras textiles de 1908 en la que unas 15.000 mujeres protestaron en Nueva York por las penosas condiciones de trabajo. Sin embargo, el día Internacional de la Mujer tiene un sangriento origen en la tragedia acaecida en Nueva York, el 25 de marzo de 1911, cuando 146 personas (123 mujeres y 23 hombres) murieron en el incendio de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist, luego de que se encerraran en el edificio para exigir un trato digno como trabajadoras. Los responsables de la fábrica habían cerrado las puertas de las escaleras y salidas, lo que imposibilitó la evacuación de los manifestantes. Pero su sacrificio no fue en vano y la tragedia sirvió para la causa de las mujeres trabajadoras y del internacionalismo obrero en todo el mundo. En 1977 la Organización de Naciones Unidas convirtió la jornada del 8 de marzo en el Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

6 comentarios:

  1. Anónimo21:33

    Conozco a Nubia desde hace muchos años, trabajmos juntas, y no me extraña este reconocimiento, ella siempre se ha caracterizado por ser una persona humanitaria, merece un reconocimiento. Un abrazo. Emma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emma, gracias por su mensaje. Saludos

      Eliminar
  2. Nata23:22

    Nubia mujer guerrera echada para delante ama lo q hace "sus tejidos" siempre logrando lo que quiere felicitaciones sigue así sorprendiendonos mucho más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartirnos este mensaje para la Sra. Nubia, saludos,

      Eliminar
  3. Anónimo7:57

    Sra Nubia, no se puede esperar menos de usted! Felicitaciones! La quiero mucho! Silvia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el mensaje para la Sra. Nubia, Saludos.

      Eliminar