martes, 2 de mayo de 2017

¿Cómo protegerse y prevenir el delito?

Por Daniel Caballero Díaz
 
Esta es una metodología práctica para protegernos de ser víctimas de los delincuentes.
 
El estilo de vivir solo
Para aquellos que prefieren vivir solos, los apartamentos de solteros aparecen como la solución ideal. Las personas que se decidieron por este estilo de vida son proclives a ser víctimas de los delincuentes, quienes estudian con detalle las rutinas de su presa potencial.
 
En cuanto a su lugar de residencia y el de trabajo, trate de no llegar a la misma hora y por la misma ruta: aquellos que viven con agendas rigurosas, plazos y rutinas estrictas, están expuestos a ser víctimas del crimen. Controlar en exceso su entorno no va a protegerlo del riesgo de ser víctima de un delito. Mantener todo equilibrado y bajo observación es la clave.
 
Intente instalar más equipos de seguridad que su vecino: ubique avisos que indiquen, además del monitoreo con cámaras de video, que existen alarmas de detección de movimiento, sonoras e insonoras.
 
Lo anterior porque las residencias de sus vecinos pueden parecer más atractivas para un potencial ladrón o delincuente armado al momento de escoger el lugar para realizar un robo.
 
Frente al personal de servicio de ayudantes o de oficios varios, llénese de requisitos, referencias y reseñas de la Policía Nacional, pues algunos delincuentes usan esta modalidad para ingresar a los apartamentos de sus víctimas y robarles. No olvide mantener un expediente con toda esta información, en otro lugar diferente al apartamento.
 
Mantenga las cosas peligrosas, como armas de fuego, guardadas en un lugar seguro, al igual que los objetos valiosos, las joyas y documentos… Ojo, todo bajo llave.
 
Por ningún motivo lleve personas extrañas o desconocidas a su lugar de residencia, menos si los encuentra en discotecas o lugares de diversión y desea continuar la fiesta en su compañía.
 
Recuerde, lo importante no es proteger una posesión material, sino su integridad física y su vida.  Cuídese: ¡no de papaya!

No hay comentarios:

Publicar un comentario