jueves, 15 de diciembre de 2016

¡Qué culturita!

Ahora resulta que algunos jóvenes han decidido llamar la atención mediante actos vandálicos.  En días pasados, las unidades motorizadas de ASOBEL fueron alertadas por la ruptura de un vidrio en un conjunto ubicado en inmediaciones del canal San Francisco.
 
Al llegar al lugar, los motorizados entrevistaron a un testigo quien afirmó que dos jóvenes, sin rasgos de ser habitantes de calle, huyeron por la Carrera 60 hacia el sur.  Así mismo, el testigo sostuvo que los vándalos se autoproclamaban como “jóvenes de bien”, justo después de romper la ventana de un apartamento.  Pese a los esfuerzos, las unidades de ASOBEL no lograron dar con el paradero de los maleantes… ¿Eso de dañar la propiedad ajena es símbolo de estatus?
 
Temor
 
El equipo de seguridad de Lugano solicitó la presencia de las unidades motorizadas de ASOBEL.  Ya en el lugar, los motorizados fueron informados sobre el intento de hurto a una residente del conjunto.  Con la descripción de los sospechosos, los motorizados emprendieron la búsqueda, encontrando a tres menores de edad que coincidían con los datos suministrados por la víctima.
 
Los menores, residente de un conjunto de Ciudad Salitre Oriental, acompañaron sin resistencia alguna a los motorizados para la identificación respectiva.  Sin embargo, la afectada se negó a enfrentarlos por temor, ya que ella es peatona frecuente del espacio público de nuestro territorio.  ASOBEL destaca la actitud de colaboración de los jóvenes y también hace un llamado a enfrentar los temores mediante la denuncia oportuna, una de las banderas de la cultura ciudadana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario